Calle Mosquera, 5. Arenas de San Pedro (AVILA)
meraljor@gmail.com
(+34) 619 341 551 / 920 371 469
Close
(+34) 619 341 551 / 920 371 469 meraljor@gmail.com
Ansiedad

Lo que llamamos ansiedad es una reacción del organismo similar al miedo pero sin que exista una causa externa objetiva que lo justifique.

Así como el miedo es un sentimiento adaptativo ante situaciones que son peligrosas, la ansiedad puede convertirse en un sentimiento muy invalidante y poco adaptativo llegando a convertirse con el tiempo en un trastorno.
Cuando la manifestación de la ansiedad es puntual y muy intensa lo llamamos crisis de ansiedad. Cuando esas crisis de ansiedad se repiten cada cierto tiempo sin causa justificada y, además, se mantiene un alto estado de ansiedad de forma continuada decimos que se ha desarrollado un trastorno de ansiedad.

La ansiedad se manifiesta a cuatro niveles:

1.- Nivel fisiológico: Se produce un incremento en la activación del Sistema Nervioso Simpático lo cual produce una serie de cambios en el organismo muy rápidos tales como:
– Taquicardia.
– Contracción muscular que puede generar calor, sudor y, a largo plazo, contracturas musculares que producen dolor.
– Acude mas sangre a la cabeza y a las extremidades tanto superiores como inferiores.
– Dilatación de la pupila: el campo de visión de amplía.
– Etc.
Todos estos cambios van encaminados a producir una respuesta, o bien de huida o bien de ataque que, en situación real de peligro, sería muy adaptativa.

Puede haber tres zonas a nivel del organismo en las que más se nota la ansiedad:
– El abdomen
– El pecho
– La garganta
2.- Nivel emocional: Las personas con unos niveles altos de activación en su sistema nervioso tienen un sentimiento de angustia, de miedo, como si algo malo fuera a pasar. Algunos Pacientes describen esa sensación como “ una bola que me sube desde la boca del estómago hacia la garganta”, algunas veces va acompañado de una sensación de mareo que no llega al desmayo pero puede aumentar mucho la sensación de miedo inicial.
Estas sensaciones se producen a consecuencia de la activación excesiva del Sistema Nervioso.

3.- Nivel cognitivo: Cuando una persona está con un estado alto de ansiedad y, en consecuencia, experimenta los síntomas antes descritos, su corteza prefrontal, que es el área del cerebro con la que pensamos, intenta dar una explicación de lo que puede estar pasando, intenta encontrar la razón de su angustia.

Lo primero que evaluará es el momento presente del sujeto. Si en este momento no encuentra ninguna razón que justifique su estado de miedo, echará mano de los recuerdos del pasado, de experiencias que en el pasado pudieron ser traumáticas, bien porque las ha vivido el sujeto o bien porque las ha visto vivir y ha aprendido a temerlas de forma vicaria de otra persona importante de su entorno y puede concluir que va a repetirse aquello que le traumatizó.

De esta forma puede llegar a distorsionar la realidad produciendo “Visiones catastróficas de Futuro” que, por un lado le aportan una explicación satisfactoria a sus niveles de angustia actuales pero que, por otro lado, pasaran a ser la mayor fuente de ansiedad para impedir que el problema remita. El Paciente anticipa algún evento o acontecimiento que le va a hacer mucho daño y, gracias a la facultad de la imaginación, puede consolidarse en un constante estado de ansiedad.

El propio malestar vivido por el exceso de activación de su sistema nervioso servirá como predictor de futuros estados de malestar creándose lo que se llama ansiedad anticipatoria, el sujeto anticipa que va a tener una crisis de ansiedad y,esta predicción es lo que le produce mayores niveles de ansiedad.

En los niños más pequeños juega un papel muy importante la capacidad de fantasía que tienen.

4.- Nivel conductual: La persona que se ve en esta situación tiende a hacer lo que se llaman “Evitaciones”, evita hacer cosas que antes de tener este problema hacía, salir a la calle, estar en ciertos sitios, hacer ciertas cosas. Etc. Estas evitaciones hace que el problema se cronifique y vaya aumentando dado que , a corto plazo, la evitación alivia la sensación de angustia, pero no lo resuelve y cada vez necesita ir evitando mas y mas cosas.
Cuando el problema se ha cronificado, el sistema nervioso funciona en estado de alerta y la persona no es capaz de modificarlo por sus propios medios. Se ha desarrollado un trastorno de ansiedad que puede tener varias manifestaciones.

El tratamiento de los trastornos de ansiedad requiere de ayuda profesional. La terapia cognitivo-conductual ha demostrado ser la más efectiva en dichos trastornos. Cuando los niveles de ansiedad son tan elevados que la persona no puede realizar el tratamiento psicológico es aconsejable ayudarse también de tratamiento farmacológico.

Tras el diagnostico de trastorno de ansiedad se establece el tratamiento adecuado a cada caso en particular y los objetivos generales de dicho tratamiento han de ser:

  • Reducir los niveles de ansiedad mediante técnicas de relajación y de control mental adaptadas a la edad y a la idiosincrasia del Paciente.
  • Recuperar de manera segura las actividades que se han ido evitando a lo largo del desarrollo del trastorno mediante técnicas de exposición tanto en imaginación como directamente.
  • Aprender a conocer mi propio sistema nervioso con el fin de saber en qué nivel de activación me encuentro y manejarlo mediante las técnicas aprendidas, con el fin de no llegar a generar otra vez el trastorno.
  • En el caso de que haya sido necesario la toma de medicación, eliminación de la misma de forma adecuada para que no se produzca un nuevo cuadro de ansiedad.

Los trastornos de ansiedad se puede manifestar de varias maneras diferentes tales como:

TRASTORNO DE ANSIEDAD POR SEPARACIÓN DEL ADULTO DE REFERENCIA

Se produce en los niños, el niño experimenta una ansiedad excesiva e inapropiada para el nivel de su desarrollo relacionada con la separación del hogar o de las personas a las que se encuentra afectivamente vinculado. El problema genera un fuerte malestar y provoca alteraciones en el área social o académica.

Varios miedos pueden concurrir en un nexo común: la pérdida de personas de apego, miedo a estar o permanecer solo, miedo a dormir solo (oscuridad), miedo de que ocurra algo malo, etc.

Aparecen en el niño síntomas fisiológicos del tipo de cefaleas, dolores de estómago, etc., pueden aparecer pesadillas nocturnas.

Este trastorno suele precipitarse por ciertos estresores vitales tales como la muerte de un familiar, cambio de colegio, hospitalizaciones, etc.

ATAQUES DE PÁNICO

Consiste en un período discreto de tiempo en el que el niño experimenta la aparición repentina de aprensión intensa, miedo o terror, con un sentimiento de catástrofe inminente.

Durante la crisis el niño respira entrecortadamente, experimenta sensaciones de ahogo, palpitaciones, dolor o malestar en el pecho y miedo de perder el control.

AGORAFOBIA

El individuo experimenta una gran ansiedad ante lugares o situaciones específicos de los que resulta difícil escapar y trata de evitarlos, pudiendo crearse situaciones embarazosas.

Tales situaciones pueden ser: transporte público, espacios abiertos, sitios cerrados tales como cines, tiendas, etc., hacer colas o estar en medio de una multitud o simplemente estar fuera de casa solo.

El sujeto teme o evita estas situaciones debido a la idea de que escapar podría ser difícil o podría no disponer de ayuda si aparecen síntomas como el pánico u otros síntomas incapacitantes.

FOBIAS ESPECÍFICAS

El individuo padece un miedo o ansiedad intenso e inmediato por un objeto o situación específica de forma desproporcionada al peligro real que este representa, en los niños puede manifestarse con llanto, rabietas, quedarse paralizados o aferrarse, los adultos manifiestan conductas de evitación exageradas pudiendo también manifestar gritos, llanto, etc.

Dicho miedo causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, académico, laboral o en otras áreas importantes de la vida.

FOBIA SOCIAL (TRASTORNO DE EVITACIÓN)

El individuo experimenta un miedo o ansiedad intensa en una o más situaciones sociales en las que está expuesto a posible examen por parte de otras personas que pueden ser adultos o, en los niños pueden ser otros niños, por ejemplo en las interacciones sociales como mantener una conversación, reunirse con personas extrañas, ser observado mientras come o bebe, hablar en público, etc.

El miedo que experimentan es a actuar de cierta manera en que muestre sus síntomas de ansiedad y sea valorado negativamente siendo humillado o avergonzado y que este comportamiento se traduzca en rechazo de los demás hacia la persona que lo experimenta.

Esta ansiedad se puede expresar en los mas pequeños con llanto, rabietas, quedarse paralizados, aferrarse, encogerse o fracasar a la hora de hablar en público. En los adultos se manifiesta con evitación a tratar con desconocidos o con personas que no sean del circulo familiar mas cercano.

ANSIEDAD GENERALIZADA

Consiste en una ansiedad y preocupación excesiva (anticipación aprensiva), que se manifiesta la mayoría de los días, durante un período de tiempo superior a 6 meses y que suele estar relacionado con diversos sucesos o actividades del individuo. Resulta difícil controlar la preocupación y causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, escolar y laboral.

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Teléfono: (+34) 619 341 551 / 920 371 469
Calle Mosquera, 5
Arenas de San Pedro (Ávila)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies